Servicio Jurídico

Fundamentación y motivos por los que desarrollamos el servicio

Siendo objetivos fundamentales de la Asociación la integración en la sociedad española de los inmigrantes, así como la defensa de los derechos de los más necesitados y desfavorecidos, desde el principio se consideró imprescindible para la consecución de esos objetivos la existencia de un servicio jurídico que atendiera a esas personas en sus problemas específicos, así como en otros idénticos o muy similares a los del resto de la población española.Abogados Cati y José Miguel

Objetivos generales y específicos:

El objetivo general de este servicio no puede ser diferente al de la propia Asociación: La integración en la sociedad española de los inmigrantes y la defensa de los derechos de los más necesitados y desfavorecidos. 

“Deja de pensar en la vida y resuélvete a vivirla.” (Coehlo)

Personas en su integridad, con una atención completa desde que llegan a la Asociación y hasta el logro de la solución, y sin que tengan que deambular por otras entidades o recurrir a otros profesionales.

Para la consecución de los objetivos indicados efectuamos todas las actuaciones necesarias para intentar solucionar los problemas, por la que las actividades que se realizan al efecto van desde la información y asesoramiento, la cumplimentación y redacción de documentos, la preparación y supervisión de expedientes, el seguimiento de los mismos, la realización de gestiones y acompañamientos ante las instituciones, la interposición de recursos, hasta la asunción completa y gratuita de la defensa ante los Juzgados y Tribunales.

En la actualidad sigue patente y agravada la gran influencia que ha ejercido la crisis económica en España, que afecta profunda y trágicamente a la población inmigrante. Decíamos el año anterior que dicha población había ido bandeándose hasta ahora con el desempleo, cobrando el paro o el subsidio, pero en la actualidad prácticamente han dejado de cobrar esas ayudas, sin que, por otra parte, hayan conseguido empleo. Y esa situación sigue teniendo consecuencias directas en nuestro servicio jurídico, destacando las siguientes: Prácticamente, y salvo excepciones, desaparece la posibilidad de la contratación en origen y regularización por ese medio; gran dificultad para poder efectuar reagrupaciones familiares, aunque, con el nuevo Reglamento, se han precisado los recursos económicos exigidos; grandes problemas en las renovaciones; serios problemas para conseguir un contrato de trabajo para poder presentar los arraigos; sigue aumentando el impago de deudas, de alquileres y de hipotecas, con los consiguientes procesos judiciales; siguen aumentando también los despidos y los impagos de salarios, por lo que también han aumentado los procesos laborales de despido y reclamación de cantidad; Además, y por todo ello, va aumentando el deterioro de las relaciones personales y familiares, las crisis de pareja y los divorcios, los abandonos de familia, la violencia de género y el consumo de alcohol; y a todo ello hay que añadir también el aumento de las denegaciones administrativas y, consecuentemente, el aumento y acumulación de recursos, cuya resolución se está demorando excesivamente.